mercedes 540 g4 de franco

ūü•áMercedes Benz G4 – Rese√Īa Hist√≥rica Del Mercedes G4

MERCEDES BENZ G4

mercedes 540 g4 de franco

Aunque en su desarrollo se quiso dotar de aptitudes Off-road al Mercedes G4, tanto por su peso como por su tama√Īo, est√° claro que no es el mejor aliado para lanzarse a hacer trial.

Habr√°n visto alguna vez una fotograf√≠a o una imagen de v√≠deo de Adolf Hitler sobre un Mercedes-Benz 770 K Grosser limusina convertible saludando al p√ļblico en un desfile. Esta gigantesca limusina negra era su preferida para darse ba√Īos de masas en Alemania. Sin embargo, el coche que Hitler escog√≠a para visitar el frente y las nuevas conquistas durante la guerra fue otro Mercedes, el m√°s polivalente G4. No tan r√°pido como el Grosser, pero s√≠ m√°s capaz fuera del asfalto, igual de imponente y m√°s robusto.¬†

 
La marca de la estrella jam√°s lo comercializ√≥, pues en su archivo no consta ning√ļn precio de tarifa de la √©poca. Un dato que s√≠ existe de casi todos los modelos de aquel tiempo, como es el caso del 770 K Grosser en todas sus variantes (a excepci√≥n de la limusina blindada) y cuyo precio de mercado se situaba entre los 44.000 y los 47.500 RM, o Reich Marks.¬†
 
Queda claro pues que este fue un coche solo para elegidos. Sólo los máximos dignatarios del Tercer Reich tuvieron la ocasión de montarse en estas espectaculares limusinas de tres ejes. 
 
Para agradecer la lealtad de sus aliados. Hitler solía recompensarlos agasajándolos con suntuosos obsequios. En algunas ocasiones, estos presentes dignos de reyes y grandes dirigentes eran automóviles, siempre siendo Mercedes-Benz los escogidos. 
Tras su victoria en la Guerra Civil Espa√Īola, el General Francisco Franco recibi√≥ de Adolf Hitler dos Mercedes 770 K Grosser y un G4. Estos autom√≥viles de valor incalculable (se fabricaron pocas unidades y a√ļn menos han sobrevivido a la Segunda Guerra Mundial) se encuentran hoy custodiados por la Casa Real Espa√Īola como herencia del pasado de nuestro pa√≠s, junto a los dem√°s autom√≥viles y carrozas reales.¬†
 
Hoy traemos a este especial Mercedes G4 que perteneci√≥ al Caudillo, un veh√≠culo poco conocido en Espa√Īa y que apenas tom√≥ parte en actos p√ļblicos.¬†
 
Tras la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial, Espa√Īa trat√≥ de aproximarse a Estados Unidos. Todo lo que significara recordar tiempos pasados, concretamente a los Nazis, no era la mejor publicidad para contentar a los yankees, as√≠ que para los desfiles y dem√°s actos oficiales Franco sol√≠a emplear limusinas Bentley, Cadillac o Rolls-Royce.¬†
 
Este G4 quedó relegado entonces a un segundo plano. 
 
Pas√≥ mucho tiempo en el Pardo, donde algunos miembros de la familia Franco lo usaron para las labores de caza. Su condici√≥n de veh√≠culo todo-terreno y su techo descapotable fueron las cualidades que lo llevaron a realizar estas tareas, impropias de un veh√≠culo de representaci√≥n concebido para impresionar al gran p√ļblico en desfiles.¬†
 
Con la llegada de la democracia pasó a formar parte del parque móvil de la Casa Real, siendo conservado y mantenido con gran cuidado por sus responsables. 
Mercedes-Benz no cuenta con ninguna unidad de G4 en su haber y con tal de aprender m√°s sobre un veh√≠culo que forma parte de su pasado ofreci√≥ a la Casa Real Espa√Īola la posibilidad de restaurarlo sin coste alguno. La marca alemana quer√≠a conocer a fondo este autom√≥vil tan especial as√≠ que ella misma corri√≥ a cargo con los gastos de la larga y exhaustiva restauraci√≥n a la que fue sometido en su taller especial para cl√°sicos, el Classic Center que tiene su sede en la peque√Īa localidad de Fellbach, muy cerca de Stuttgart.¬†
 
En 2004, lleg√≥ al Classic Center y tras dos a√Īos de intenso trabajo por parte de los t√©cnicos m√°s expertos de Mercedes sali√≥ de sus instalaciones en un estado de concurso.¬†
 
Los pasos de rueda traseros delatan que √©ste es uno de los √ļltimos G4 fabricados, una unidad que data de 1939. Su maletero es uno de los de mayor tama√Īo fabricados y junto al parabrisas cuenta con faros direccionales para usarlos como foco y as√≠ contar con visibilidad en los flancos del veh√≠culo de noche, sobre todo en parado. Otro detalle a tener en cuenta es que sobre la barra cromada que une los dos pasos de rueda delanteros hay s√≥lo un portaestandarte en el lado derecho del radiador.¬†
 
Las unidades destinadas al servicio de la Wehrmacht contaban con dos portaestandartes, uno a cada lado del radiador. En el derecho se situaba el estandarte correspondiente al rango del ocupante del vehículo y en el izquierdo una swástica. 
 
Las dos generaciones de G4, conocidas internamente como Typ 520G4W31 y 520G4W131 fueron construidas de forma artesanal en la f√°brica de Sindelfingen entre 1934 y 1939. Las primeras entregas empezaron en el mismo 1934 y cesaron en 1940. Los W31 fueron los primeros (1934-1936) y los W131 encarnaron una evoluci√≥n directa del primero con una mec√°nica un poco m√°s potente (1937-1939). Fue un coche concebido eminentemente para ofrecer unas buenas prestaciones fuera del asfalto as√≠ como para ser usado en desfiles. La gran altura de su habit√°culo facilitaba la visi√≥n de los ocupantes sobre el p√ļblico y viceversa.¬†
Montaban un motor de ocho cilindros en línea, los W31 contaban con una unidad de 5 litros y 100 CV, mientras que los W131 tenían bajo su capó un 5,2 litros de 110 CV. Tan solo las unidades destinadas a Hitler contaban con motor de Grosser, un 8 cilindros en línea, pero con una mayor cilindrada, nada menos que 7.7 litros y una potencia de 155 CV. Desconocemos si el compresor estaba activo en éstos, de haberlo estado hubieran contado con 230 CV de potencia. 
 
El blindaje que equipaban estaba formado por un parabrisas de 30 mm, ventanas laterales delanteras de 20 mm, ventanas traseras de 30 mm y una lámina de acero de 8 mm en la parte trasera, donde se ubicaba la lona de la capota plegada. Del mismo modo, las puertas, la parte frontal del habitáculo y del suelo estaban formados por láminas de acero de 8 mm. Un tipo de protección antibala que los protegía de todas las pistolas y rifles de aquel momento, un blindaje, por otra parte, inferior al equipado por los 770 K. Los neumáticos a prueba de balas dejaron de ser empleados en los G4 de Hitler debido a las fuertes vibraciones que transmitían al habitáculo y al malestar que éstos le provocaban. Los G4, además  de los neumáticos convencionales y de los antibala, también fueron equipados con neumáticos off-road para mejorar sus aptitudes todo-terreno.
 
Antes de la guerra, el color negro era un habitual en la carrocer√≠a de los G4 y sus matr√≠culas estaban registradas ya fuera en Berl√≠n (IA) o Munich (IIA). Los primeros n√ļmeros de dichas matr√≠culas y que acompa√Īaban a la letra ‚ÄúA‚ÄĚ eran romanos, lo que significaba que en lugar de la letra ‚Äúi‚ÄĚ correspond√≠an al n√ļmero ‚ÄúI‚ÄĚ. Una vez estall√≥ la Segunda Guerra Mundial los G4 pasaron a ser pintados en el Gris Wehrmacht y las matr√≠culas convencionales dejaron paso a las ‚ÄúWH‚ÄĚ, por Wehrmacht. Este color gris aport√≥ un sobrenombre a la columna de coches que formaba la comitiva personal de Adolf Hitler o F√ľhrerkolonne, la Columna Gris.
En invierno, las ruedas de repuesto contaban con cadenas, y en algunas ocasiones, el gigantesco radiador delantero estaba cubierto total o parcialmente por una funda de piel. Esta funda era una soluci√≥n concebida para mantener el motor a una buena temperatura, incluso en condiciones muy adversas, como las que se encontraban en el frente del Este. Durante todo el periodo b√©lico los faros estuvieron cubiertos parcialmente con fundas de piel. Con estas fundas el poder de iluminaci√≥n era menor, pero tambi√©n hac√≠a que los coches fueran menos visibles desde el aire. Como parte de la F√ľhrerkolonne se pod√≠an encontrar ocasionalmente dos G4 con carrocer√≠a cerrada, los √ļnicos que existieron con esta configuraci√≥n. Se trataba de un G4 Funkwagen ‚Äďcoche radio- y un G4 Gepackwagen ‚Äďcoche del equipaje- , de ambos coches tan solo se fabric√≥ una √ļnica unidad por lo que si un G4 convertible es una rareza, uno de estos es todav√≠a m√°s especial. En la actualidad se desconoce si alguno de ellos logr√≥ sobrevivir.
 
La tapicer√≠a cuenta con la mejor piel del momento, este coche estaba destinado a ser la limusina de representaci√≥n del F√ľhrer, por lo que ten√≠a que estar fabricado con los mejores materiales. En su habit√°culo hab√≠a suficiente espacio para siete adultos, con dos banquetas corridas para la primera y la tercera filas y dos asientos individuales con apoyabrazos integrados en la fila central.
 
Sobre el reposabrazos izquierdo de la tercera fila encontramos una peque√Īa cartuchera de piel para una pistola, no tenemos que olvidar que este coche se usaba en escenarios hostiles con lo que toda protecci√≥n era poca. Para acceder a esta tercera fila se pueden plegar los asientos de la fila central o bien usar la ‚Äúescalera‚ÄĚ exterior. Para esta √ļltima maniobra tenemos que poner un pie dentro del primer escal√≥n ‚Äďsituado entre ambas ruedas traseras- , para luego pisar sobre la superficie de goma que hay en la parte superior del gran paso de rueda, un modo de acceso m√°s propio de un pick-up que de una limusina de representaci√≥n.
Las primeras unidades de prueba no contaban con estos escalones, en su lugar montaban un paso de rueda que describía dos arcos pronunciados, al estilo de los pasos de rueda delanteros.
 
El salpicadero cuenta con dos guanteras en sus extremos y el cuadro de instrumentos, formado por indicadores anal√≥gicos, en su parte central. Para arrancar tenemos que insertar la peque√Īa llave en la ranura que hay junto al veloc√≠metro. La base del asiento del acompa√Īante, el que estaba destinado al ocupante principal, puede plegarse contra el respaldo del mismo para as√≠ dejar libre el suelo del coche. Esta configuraci√≥n serv√≠a para que en las paradas, desfiles y dem√°s actos p√ļblicos su ocupante pudiera estar de pie agarrado al parabrisas para saludar y ser saludado por la muchedumbre.¬†
 
Tras el enorme habit√°culo y bajo la gigantesca capota plegada se encuentra el maletero para el equipaje. Casi siempre circularon a techo descubierto y en rar√≠simas ocasiones el habit√°culo se encontr√≥ cubierto por su majestuosa capota de lona. Existieron distintas configuraciones y tama√Īos de maleteros, dise√Īados al gusto de quien iba a emplear cada G4. En ocasiones en su interior se encontraban maletas de piel confeccionadas a medida. Bajo el maletero se encuentra el dep√≥sito de combustible de 90 litros de capacidad. Opcionalmente, alg√ļn G4 fue equipado con un dep√≥sito de gran tama√Īo, concretamente de 140 litros; era un volumen m√°s acorde con el consumo de este gigante de seis ruedas; en carretera ofrec√≠a una media de 28 l/100 km y en campo 38 l/100 km.¬†
 
Aunque fuera concebido para ofrecer ciertas aptitudes off-road, fuera de la carretera es demasiado grande (5,36 metros de largo) y pesado (3.550 kg) para ser un todo-terreno al uso. Del mismo modo, tampoco es un automóvil destinado a ofrecer un excelente dinamismo en carretera, sus ejes rígidos y elevada altura al suelo hacían que su comportamiento fuera más próximo al de un tanque que al de una limusina. Su verdadera vocación era la de asombrar a todo el mundo en los desfiles. Ya en su velocímetro podemos ver que la aguja tiene un máximo de 120 km/h, con lo que nos hacemos una idea clara de que la velocidad no es su razón de ser. 
 
Seg√ļn el fabricante, la velocidad m√°xima recomendada para el tipo de neum√°ticos que monta es de 67 km/h, con lo que se corroboran los testimonios de la √©poca que recalcaban que el coche era excelente hasta velocidades de en torno a los 70 km/h. Un motor con 100 CV de potencia para un autom√≥vil de casi cuatro toneladas de peso es sin√≥nimo de prestaciones bastante limitadas. Se trataba de un veh√≠culo que ofrec√≠a una gran capacidad de tracci√≥n en pistas forestales y en los dem√°s terrenos alejados del asfalto. Seg√ļn como se mire lo podr√≠amos llegar a catalogar como el primer SUV de la historia, pues ofrec√≠a el lujo de las mejores limusinas de la √©poca, tracci√≥n integral permanente y una gran altura libre

 


FICHA TECNICA MERCEDES-BENZ G4

 

Motor: Tipo 8 cilindros en línea; LC; OHV; 16V 
Cilindrada: 5.401 cc 
Diámetro x carrera: 88,0 x 111,0 mm ) 
Potencia: 110 CV a 3.400 rpm ‘¬†
Alimentación: Carburador de doble cuerpo 
Transmisión: Sistema Cardán con dos diferenciales autoblocantes 
Tracción: A los dos ejes traseros 
Embrague: Monodisco en seco 
Cambio: Manual de 4 velocidades ZF-Aphon G35 
Chasis: De sección rectangular 
Suspensión delantera: Eje rígido 
Suspensión trasera: Dos ejes rígidos 
Frenos: de tambor 
Dimensiones: Largo 5.360 Р5.720 mm, Ancho 1.870 mm, Alto 1.900 mm 
Batalla: 3.100 + 950 mm 
Vías del. / tras. / tras.: 1.620/ 1.570/1570 mm 
Peso: 3.550 kilos 
Depósito de combustible: 90 / 140 litros 
Llantas: de acero 4 x 17″¬†
Llantas: de acero antibalas 6 x 17″¬†
Neumáticos: 7.50-17 
Velocidad máxima: 67 km/h (recomendada) 
Consumo medio carretera: 28 1/100 km 
Consumo medio off-road: 38 1/100 km 
Unidades producidas: 57 (1934-1939)

Deja un comentario